Tipos de quiromasaje: ¿cuáles son?

Curso de Quiromasaje
Tipos de quiromasaje: ¿cuáles son?

¿Qué tipos de quiromasaje podrás experimentar en una consulta? Esta especialidad se compone de más de cuatro decenas de variaciones con un mismo objetivo: combinar el conocimiento de la anatomía humana y técnicas de masaje multiculturales para tratar dolencias del cuerpo. 

Hace más de un siglo que la disciplina se introdujo en la sociedad: sin una formación con los estándares de su creador no se puede aprender ni practicar. Si quieres convertirla en tu medio de vida un Curso de Quiromasaje es la respuesta. 

Conoce los tipos de quiromasaje que existen

El quiromasaje se divide en más de 40 tipos de movimientos. Fricciones, pellizcos, amasamientos, cachetes o palmadas son algunos nombres que aplican día a día los profesionales. Te facilitamos los más comunes dentro de esta disciplina. 

Los más de 40 tipos de movimientos como fricción, palmadas o cachetes tienen asignadas una serie de funciones específicas. 

Todos estos tipos de quiromasaje se aplican conforme a tres objetivos principales: relajación o sensitivo, deportivo o de recuperación del tono o elasticidad muscular. Pero cada una de ellas las veremos en el siguiente apartado. 

  • Amasamientos. Es una de las primeras acciones para trabajar la zona y el profesional las puede realizar con el palmo, los dedos, nudillos o incluso pulgares. Cada una de esas partes tiene un objetivo específico que verás en la formación.  
  • Cachetes. Los golpes tienen cometidos como la activación de la circulación sanguínea y que, en función de la parte con la que se realiza ese impacto, la técnica recibe un nombre diferente: cubital, cóncavo o dorso-palmar. 
  • Roces. La aplicación de los roces tiene por objetivo puntos como la estimulación del riego sanguíneo, detectar las zonas afectadas del paciente o el drenaje linfático.  
  • Pellizcos. Efectos adelgazantes, drenaje linfático o aliviar la zona en puntos de la columna vertebral que son especialmente dolorosos para el paciente. Estos son algunos de los objetivos de los pellizcos, que pueden ser normales, con torsión o de aproximación y separación. 
  • Picoteos. Entre los tipos de quiromasaje, los picoteos se constituyen como una técnica exclusiva para la zona facial del usuario. Concretamente, están pensados para estimular el sistema nervioso por motivos estéticos o con el fin de recuperación del tono muscular.
  • Palmadas. Es una técnica de percusión entre los tipos de quiromasaje, similar a los cachetes, pero con finalidades diferentes. Puede ser cóncava, plana o digitales con o sin fricción. 
  • Presiones. Las presiones se realizan en puntos concretos como la zona ocular, torácica o coronaria aliviando puntos con acumulación de estrés que necesitan una intervención específica. 

Tipos de quiromasaje: ¿qué técnicas se aplican?

Hay 44 tipos de quiromasaje y tres modalidades con los que se aplican en función del objetivo del tratamiento: relajación, deportivo y recuperación del tono y elasticidad muscular.  

Quiromasaje de relajación 

Un estado continuado de malestar emocional puede manifestarse en el cuerpo a través de pequeñas contracturas, estreñimiento, dolores menstruales o fatiga muscular. 

El quiromasaje de relajación está diseñado para corregir dolencias de un malestar emocional que se manifiesta en el cuerpo a través de contracturas o tensiones. 

Todas ellas pueden tratarse con un quiromasaje de relajación que combate estos síntomas con aplicaciones suaves. Estos son los efectos positivos por los que se recomiendan estas técnicas: 

  • Drenaje. La acumulación de fluidos en zonas concretas puede suponer una fuente de malestar. Las técnicas relajantes de quiromasaje ayudan a activar la circulación de los líquidos y que se disipen de esos puntos.  
  • Circulación. El riego sanguíneo puede tener dificultades de circulación por problemas musculares y fisiológicos que se pueden corregir con las técnicas adecuadas de quiromasaje.
  • Articulaciones. Posturas, acciones o movimientos dañinos para las articulaciones pueden hacer que se resientan poco a poco. El quiromasaje ayuda a aliviar las dolencias que puedan padecer. 
  • Contracturas. El estrés o desbarajustes emocionales puede hacer que aparezcan contracturas en la zona del cuello, espalda o mandíbula. Movimientos suaves es uno de los tipos de quiromasaje que ayudan a remitir las molestias de estas dolencias.  

Quiromasaje deportivo

El ejercicio físico puede llevar el cuerpo a un límite si no se toman las medidas y precauciones necesarias. El quiromasaje deportivo está compuesto de una serie de técnicas específicas para preparar el cuerpo y tratarlo antes y después de la actividad. 

  • Antes de realizar el esfuerzo físico. Ciertas lesiones o accidentes musculares pueden prevenirse con las técnicas de masaje deportivo adecuadas, especialmente con para aclimatar los tejidos para el esfuerzo al que se enfrentarán. 
  • Después de realizar el esfuerzo físico. Tanto después de sufrir lesiones como después de sesiones intensas, el quiromasaje deportivo es ideal para aliviar los dolores, tensiones y sobrecargas que se acumulan en las zonas calientes de la musculatura. 

Quiromasaje de recuperación del tono y elasticidad

El estrés y malas posturas pueden generar contracturas leves, que con tratarlas con las técnicas de relajación es más que suficiente. Pero cuando nos referimos al quiromasaje de recuperación del tono y elasticidad, estamos hablando de una aplicación de movimientos más intensos

El quiromasaje de recuperación está planteado para activar el tono y elasticidad de la musculatura y se vale de otros elementos más allá de las manos para poder recuperarlo. 

El objetivo es más ambicioso: recuperar el tono muscular en zonas que quizá se han atrofiado o perdido por multitud de causas. Otra peculiaridad de este tipo de quiromasaje es el uso de aparatos más allá de las manos, como infrarrojos, aplicación de frío o cualquier otra herramienta que ayude en esta empresa. 

¡Especialízate con un curso de quiromasaje!

Las técnicas de quiromasaje tienen una serie de funcionalidades asociadas que solo podrás aprender y practicar con una formación a la altura. Con el Curso de Quiromasaje de Deusto Salud tendrás a tu entera disposición las herramientas y cuadro docente que te impulsarán para transformar tu perfil en un área que ha demostrado ser beneficiosa para la sociedad. ¿Quieres saber más acerca de nuestro método? Rellena el formulario para que podamos responder a todas tus dudas.

Te interesa leer sobre...