¿Qué hace un quiromasajista? Sus funciones

Curso de Quiromasaje
¿Qué hace un quiromasajista? Sus funciones

¿Sabes qué hace un quiromasajista? ¿En qué consiste su función y cómo la lleva a cabo? Si te interesa saberlo, bien porque has recibido alguna vez un tratamiento de este tipo, bien porque estás pensando en que un quiromasajista te realice uno, o bien porque te interesa formarte con un Curso de Quiromasaje, sigue leyendo y descubrirás en detalle qué hace un quiromasajista. ¡Empezamos!

Quiromasaje: las claves de esta disciplina

El quiromasaje es una técnica compuesta por una serie de prácticas manuales que se ejecutan aplicando directamente las manos sobre la piel de la persona que lo recibe, sin la intervención de ningún otro instrumento.

Estas técnicas tienen como objetivo producir unos determinados efectos beneficiosos, tanto directos como reflejos, sobre los tejidos.

Podemos resaltar tres aspectos fundamentales que distinguen el masaje de otras actividades que pudieran confundirse o relacionarse con él:

  • Requiere el aprendizaje y entrenamiento en la ejecución de una serie concreta y definida de maniobras. No es la realización de un contacto espontáneo, meramente intuitivo (aunque la intuición y la empatía forman parte inevitable e imprescindible de la práctica).
  • Supone la conciencia, por parte del masajista, de los efectos que esas maniobras producen sobre la piel, los tejidos subyacentes y el organismo, en general, y del receptor, en concreto, así como unos conocimientos básicos necesarios de anatomía y fisiología.
  • Persigue, para cada caso determinado, unos objetivos específicos adaptados a sus características y necesidades, para los que se aplican las correspondientes técnicas y sus diferentes variables. No es una rutina que se aplica de modo indiscriminado.

El quiromasajista, un profesional formado en bienestar

El ejercicio profesional en el ámbito del quiromasaje implica una profunda formación, tanto a nivel teórico como a nivel práctico. Además, el conocimiento y la adquisición de cada una de estas parcelas condicionará el éxito del quiromasajista en la realización de su actividad.

Es por ello que el quiromasajista debe contar con formación en:

  • Todos aquellos aspectos que giran en torno a la anatomía y fisiología del cuerpo humano con relación a sus diversas partes.
  • Los diversos efectos del masaje, sus indicaciones y contraindicaciones, así como las técnicas y maniobras más usuales.
  • La aplicación práctica de las técnicas aprendidas en diversas partes del cuerpo.

A qué se dedica un quiromasajista: al detalle

La de quiromasajista es, como hemos visto, una profesión muy interesante en la que se abarcan ramas de conocimiento variadas. En cualquier caso, entre sus funciones principales que definen qué hace un quiromasajista, podemos distinguir diversas áreas:

Conocimiento y aprendizaje de aspectos como:

  • Anatomía y fisiología de los sistemas que son influidos por el masaje.
  • Fundamentos fisiológicos de la masoterapia, en cuanto a efectos, modo de acción, indicaciones y contraindicaciones del masaje.
  • Las técnicas manuales que se utilizan y sus funciones.
  • La secuencia, dirección y sentido en que se emplean, dependiendo de la zona corporal que se trata y el fin que se pretende.

Entrenamiento de:

  • Quirogimnasia diaria, con la finalidad de aumentar la fuerza, resistencia y destreza de las manos, muñecas y brazos.

Práctica profesional:

  • Para realizar con creciente precisión, soltura y eficacia las técnicas aprendidas.
  • Para memorizar los tratamientos y hacerlos sin acusar fatiga y sufrimiento físico, aumentando progresivamente nuestra capacidad de concentración y adecuación al caso concreto.
  • Para desarrollar la máxima sensibilidad que nos permita detectar los relieves que nos sirven de referencia, la textura de los tejidos y su respuesta a nuestra acción.
  • De los tratamientos específicos, según el tipo de receptor y sus necesidades concretas.

Finalmente, entre lo que hace el quiromasajista destaca la aplicación de todo lo aprendido y practicado de la forma más profesional, rigurosa y beneficiosa para el cliente, atendiendo a sus necesidades.

En una sesión de quiromasaje, los dos participantes, masajista y cliente, son protagonistas de una acción en la que ambos están comprometidos. Sentirlo y vivirlo de esta manera constituye el secreto del éxito profesional.

Claves para ser un buen quiromasajista

Con la debida preparación, todo el mundo puede llegar a ser quiromasajista, si así se lo propone. No obstante, hay ciertas pautas que pueden seguirse para ser no solamente un profesional de este ámbito, sino uno que ofrece los mejores servicios a sus clientes.

Algunas recomendaciones que puedes seguir en este sentido son:

  • Formarse de manera rigurosa para obtener profundos conocimientos del cuerpo humano y sus reacciones ante el quiromasaje, conocer los efectos de estas técnicas y saber sus indicaciones y contraindicaciones
  • Obtener la práctica suficiente para poder aplicar de la manera más conveniente y efectiva las maniobras sobre el cliente, atendiendo a sus necesidades y teniendo en cuenta sus particularidades.
  • Tener sumo cuidado de todo lo relacionado con el trato cliente/quiromasajista, como el ambiente de trabajo, su higiene y aspecto físico, su correcta condición psicológica y el adecuado trato hacia el cliente.

¡Conviértete en quiromasajista profesional!

Todo lo que hemos mencionado en este artículo es lo que hace un quiromasajista para que, desde el momento en que entras por la puerta hasta que sales, sientas que has estado en las mejores manos, que has escogido el lugar y al profesional correctos, y que volverás y aconsejarás a otras personas su trabajo y buen hacer, su vocación y su dedicación. 

Ahora que lo tienes claro, ¿quieres convertirte en este tipo de profesional? Entonces, ¡apuesta por Deusto Salud y nuestro Curso de Quiromasaje!

Este curso, avalado por Quiros y Health Sport 360, te ofrece hasta 250 horas lectivas para conocer todas las técnicas y fundamentos del quiromasaje.

Nuestra formación te permitirá formarte de la mano de un equipo docente especializado y acceder a un gran abanico de recursos didácticos: videotutoriales, videoconferencias, un proyecto final y nuestra App de Anatomía 3D para explorar el cuerpo humano con realidad virtual.

¿Quieres trabajar en el fascinante mundo de las terapias manuales? Da el paso y ponte en contacto a través del formulario.

andrea mosquera autor

Andrea Pérez Mosquera

Graduada en Periodismo por la Universidad de Santiago de Compostela y especializada en Comunicación corporativa. Ha trabajado en agencias de publicidad y marketing digital, así como en departamentos de comunicación en empresas de varios sectores, a cargo de diferentes cuentas, y como redactora de contenidos digitales.

Te interesa leer sobre...