Que beneficios debes esperar de una sesión de quiromasaje

Curso de Quiromasaje
Que beneficios debes esperar de una sesión de quiromasaje

¿Qué quiere decir quiromasaje? Desde un punto de vista etimológico el término «quiromasaje» proviene del griego y significa “masaje con las manos. Se usa esta palabra para diferenciarlo de los masajes que emplean aparatos eléctricos o instrumentos mecánicos. Hoy en Deusto Salud te explicamos el quiromasaje: qué es y para qué sirve.

Un buen masaje puede mejorar un gran número de dolencias y afecciones. Descubre qué beneficios puedes esperar de una sesión y cómo formarte con un curso de quiromasaje: ¡empezamos!

Primero un poco de historia

El Dr. Ferrándiz fue el primero en describir esta técnica de masaje a finales del siglo XIX como una a modalidad del vigoroso masaje sueco, desarrollado por el Dr. Ling, a partir de diversas técnicas de masaje japonés que importó tras numerosas visitas al país nipón. El Dr. Ferrándiz llegó a ser muy famoso por sus eficaces quiromasajes para la obstrucción intestinal y para la salud ginecológica.

Más tarde, con la aparición de instrumentos electromecánicos, el quiromasaje perdió parte de su popularidad. Sin embargo, hoy en día tiene su ámbito bastante definido y en ocasiones se prefiere el contacto manual para aliviar determinadas dolencias.

¿Cómo es una sesión de quiromasaje?

Ahora que ya conoces el origen del quiromasaje vamos a profundizar en qué es y para qué sirve. En el caso de que se trate de una primera sesión es indispensable realizar una charla previa con el profesional para descartar cualquier contraindicación inicial, así como determinar cuál es el problema que se desea tratar y el objetivo del paciente.

La sala debe ser tranquila con una iluminación tenue, música relajante y una temperatura idónea. La camilla será confortable y preferiblemente con orificio facial y altura regulable.

El quiromasajista en primer lugar realizará simple fricción con las palmas de las manos, sin aceites o cremas, con el objetivo de ir calentando la zona y relajando al paciente; posteriormente, el masajista irá evaluando el tono muscular y los posibles puntos en los que el paciente siente dolor. Posteriormente a esta evaluación inicial se puede iniciar la sesión con los aceites o cremas que el profesional considere oportunos.

Las manipulaciones que realiza el quiromasajista son muy variadas e incluyen diferentes pasos con las palmas de las manos abiertas; amasamientos con las yemas de los dedos, la palma de la mano o los nudillos; y percusiones con la palma, el puño o los dedos.

El tiempo puede variar mucho en función de las necesidades del paciente. De esta manera, es posible que sólo se practique un tratamiento localizado, que necesitará entre 20 y 30 minutos de tiempo, aunque lo más habitual es un quiromasaje completo, en el que se trabajará más de una zona del cuerpo, y que durará, al menos, 60 minutos.

Lo más habitual son los masajes de espalda.  Esto es debido a que se trata de la parte del cuerpo que más se resiente de la vida diaria y, por lo tanto, el destino de la somatización de diferentes problemas del sistema nervioso: estrés, ansiedad, depresión, insomnio, etcétera. Los problemas en la espalda son el origen de muchos dolores de las extremidades, tanto superiores como inferiores.

¿Qué podemos esperar de una sesión de quiromasaje?

El quiromasaje es una técnica que proporciona multitud de beneficios que se traducen en un gran bienestar al organismo en su totalidad, excepto en algunos casos que veremos más adelante. De manera general, el quiromasaje:

  • Aumenta moderadamente la temperatura de la piel
  • Estimula la circulación sanguínea, aumentando el movimiento periférico
  • Estimula la circulación linfática
  • Estira los tejidos blandos eliminando adherencias
  • Despega las cicatrices
  • Favorece el movimiento peristáltico del colon
  • Oxigena la sangre
  • Dependiendo de la técnica, estimula o relaja músculos y tendones
  • Dependiendo de la técnica, estimula o relaja el sistema nervioso periférico
  • Relaja el sistema nervioso central
  • Aumenta la permeabilidad de los tejidos
  • Favorece la producción de enzimas
  • Equilibra el estado anímico

Efectos reflejos del quiromasaje

El sistema nervioso periférico está formado por nervios raquídeos que salen desde la columna vertebral, y ligan distintas partes del organismo. De esta manera, los nervios que terminan en una zona determinada de la piel, están ligados a otras zonas del cuerpo como las vísceras, los vasos sanguíneos, etc. El quiromasaje, aunque se aplica sobre la piel, también afecta a:

  • Músculos
  • Vasos sanguíneos
  • Vísceras
  • Huesos

Efectos psíquicos del quiromasaje

Una de las funciones más importantes del quiromasaje es proporcionar a quien lo recibe relajación y bienestar, propiciando así un estado mental receptivo y terapéutico que ayuda a restablecer el equilibrio orgánico. Además:

  • Favorece el sueño
  • Relaja y elimina el estrés
  • Proporciona calma, seguridad y confianza
  • Alivia la tensión psicofísica
  • Genera un sentimiento de bienestar que libera energía positiva y optimismo

Indicaciones y contraindicaciones del quiromasaje

El quiromasaje está indicado en caso de:

  • Recuperación de lesiones y dolores musculares
  • En el tratamiento de tendones y ligamentos
  • Para mejorar el funcionamiento de las articulaciones
  • En trastornos nerviosos
  • Afecciones circulatorias
  • Traumatismos
  • Postparto
  • Celulitis
  • Reafirmación de la piel
  • Cicatrices
  • Para proporcionar energía al organismo
  • Para prevenir lesiones
  • Para aliviar y reducir el dolor
  • Con finalidad deportiva antes y después del ejercicio
  • Para estimular la capacidad de autocuración del cuerpo
  • Para proporcionar bienestar, calma, optimismo, relax y serenidad
  • Para mejorar el estado general de la salud

La práctica de quiromasaje está desaconsejada en algunos casos. Además, si el dolor aumenta después de las manipulaciones, hemos de concluir que no está siendo beneficioso, por lo que tendremos que suspender su práctica. El quiromasaje se desaconseja en los siguientes supuestos:

  • En caso de fiebre o nauseas.
  • Durante los tres primeros meses de embarazo.
  • Si se sufre algún tipo de enfermedad infecciosa o inflamatoria de la piel.
  • Si se sufren afecciones cutáneas.
  • En caso de enfermedades vasculares inflamatorias como flebitis, ganglios linfáticos inflamados, retenciones circulatorias graves, aneurisma, trombosis, varices profundas, hemorragia, trastornos de la presión sanguínea, etc.
  • En el momento de sufrir afecciones agudas como hematomas recientes, esguinces en fase aguda, heridas sin cicatrizar, edema, etc.
  • En caso de sufrir enfermedades musculares degenerativas.
  • En caso de enfermedad infecciosa o tumoral.
  • Si se sufren procesos inflamatorios de origen bacteriano.
  • En caso de sufrir problemas renales en fase aguda, como cálculos de riñón o vesícula.
  • En caso de desgarro de músculo, vaina, tendón o ligamento.
  • Si se sufren enfermedades del sistema nervioso.

 

Ahora que sabes qué es el quiromasaje y para qué sirve asegúrate de ponerte en manos de un profesional cualificado y titulado. Es importante tenerlo en cuenta para evitar agravar dolencias o patologías.

Te interesa leer sobre...