Mostrar más resultados

Cómo darse un masaje a uno mismo: ¿es posible?

Cómo darse un masaje a uno mismo: ¿es posible?

Escrito por Clara Carreira Salgueiros

Aplicar las maniobras de quiromasaje sobre uno/a mismo/a puede parecer complejo, pero con la práctica y los conocimientos necesarios es posible. En este blog queremos mostrarte cómo darse un masaje a uno/a mismo/a. Exploramos las técnicas que te permitirán disfrutar de las bondades de esta terapia manual sobre tu propia piel. ¡Vamos allá!

Formarse en el Curso de Quiromasaje de Deusto Salud no solo te dota de las competencias para contribuir al bienestar de otras personas, sino que también permite convertir tus manos en herramientas con las que puedas mejorar tu propia calidad de vida. Conocer el cuerpo humano y detectar sus patologías musculares te dará la oportunidad de cuidar de tu organismo de una forma mucho más eficiente.

¿Es posible darse un masaje a uno mismo? Beneficios

Antes de saber cómo darse un masaje a uno mismo es primordial descubrir si realmente es posible que, una vez te dotes de las nociones necesarias sobre los tipos de quiromasaje, implementes estos saberes sobre tu propia piel. Aunque evidentemente la aplicación sobre uno/a mismo es mucho más dificultosa que sobre otra persona, ¡sí que es posible realizar esta práctica!

Cuando acudes como cliente a una sesión de quiromasaje te esperas unos beneficios. Lo mismo ocurre cuando quieres aplicar maniobras como amasamientos, presión, fricción o estiramientos para disfrutar, de forma autónoma, de las ventajas de conocer desde dentro esta terapia manual. Entonces, ¿en qué te ayudará llevar a cabo este ejercicio? ¡Apunta!

  • Mejorará tu sensación de bienestar. Quiromasaje para mejorar la circulación sanguínea, quiromasaje para aliviar dolores posturales, como tratar roturas musculares en quiromasaje… El quiromasaje se utiliza con muchos fines, todos ellos con un objetivo común: mejorar la calidad de vida de las personas. Aplicar las herramientas de esta técnica sobre ti mismo/a contribuirá a una mayor sensación de bienestar.
  • Relajación muscular y alivio de las tensiones. Masajear la musculatura te permitirá minimizar las tensiones de la zona en la que realices estos movimientos.
  • Preparación para la práctica deportiva. Calentar el área a través de un masaje hará que tengas menos probabilidades de sufrir calambres o lesiones durante el inicio de la actividad física.
  • Reduce el estrés. Reducir las tensiones musculares contribuye a una mayor relajación física y, por el mismo motivo, te permitirá educir en gran medida el estrés provocado por la rutina diaria de una sociedad en la que las prisas están a la orden del día.

Como puedes comprobar, los automasajes son una forma rápida y eficiente de mejorar tu bienestar sin tener que acudir a otras manos especialistas. Contar con las destrezas propias de un quiromasajista te facilitará realizarlos con mayor conocimiento y, por este motivo, con mejores resultados.

Cómo darse un masaje a uno mismo: paso a paso

Entonces, ¿cómo darse un masaje a uno mismo? Ahora que ya sabes que, aunque suponga un mayor reto, es posible llevar este ejercicio a cabo, te mostramos los pasos clave para hacerlo de la mejor forma posible. Desde encontrar una ubicación en casa que te resulte óptima para realizarlo hasta las técnicas a aplicar. ¡Te desvelamos todo! Sigue leyendo.

Encuentra el lugar

Puede parecer algo nimio, pero encontrar la ubicación perfecta es muy importante a la hora de cómo darse un masaje a uno mismo. Sentarte en un lugar apacible, con buena iluminación, una temperatura adecuada y sin distracciones a tu alrededor te ayudará a llevar a cabo esta práctica. ¡Selecciona el espacio que más te inspire y en el que puedas estirarte sin ningún tipo de estorbo!

Prepárate: calienta tus manos

El calentamiento de dedos para quiromasaje forma parte de la rutina de cualquier profesional de las terapias manuales. Así pues, como harías antes de masajear a cualquier cliente, es importante que pongas a punto tus manos. Este ejercicio te permitirá mejorar la flexibilidad y movilidad articular y evitar sobrecargas, reduciendo al máximo posible el riesgo de sufrir lesiones.

¿Te gustaría desarrollar tus destrezas manuales como quiromasajista? Potencia la capacidad de sanación que tiene nuestro cuerpo con el Curso de Quiromasaje de Deusto Salud. Conoce en profundidad la anatomía y fisionomía humana para prevenir dolencias musculares y preservar tu bienestar. ¡Apúntate ya!

Ejecuta el masaje: ¡aplica la técnica!

Cuello, tobillos, manos, abdomen, pies, hombros… Puedes aplicar el masaje en diversas zonas del cuerpo. Algunas serán más asequibles y otras más complejas atendiendo a su disposición. Algunas de las técnicas que te recomendamos para ejecutar el masaje son:

  • Fricción: frota el área sobre la que quieras realizar el masaje describiendo movimientos circulares o lineales con las palmas de las manos o los dedos.
  • Amasamientos: presiona con el puño o pulgares la zona. Utiliza una fuerza moderada, que no moleste y que te ayude a liberar la musculatura.
  • Presión: has encontrado los puntos de tensión en tu cuerpo. Pulsa sobre ellos de forma contundente durante unos segundos para después liberar la zona de nuevo.
  • Estiramientos: combina las diferentes técnicas de masaje con estiramientos. Un mix perfecto que te permitirá mejorar la flexibilidad y reducir la tensión muscular.

Mientras realizas estos ejercicios, escucha a tu cuerpo y modifica los movimientos en el caso de que sientas dolor u otro tipo de problema.

Tómate unos segundos después de haber utilizado estas mecánicas sobre tu cuerpo para respirar profundo y relajarte estirando una última vez las zonas que has masajeado. ¡Y listo!

¡Especialízate en quiromasaje!

Tenemos las claves para iniciarte en el quiromasaje. ¡Fórmate en esta disciplina con el curso de Deusto Salud! Aprende con un temario completo y actualizado, avalado por HealthSports-360, empresa especializada en servicios de bienestar, salud y relajación. Da rienda suelta al poder curativo que hay en tus manos y aprende a aplicar todo tipo de técnicas para ayudarte a ti mismo/a y a las personas que te rodean a alcanzar su máximo bienestar físico y emocional. Hazlo con un profesorado especialista en el sector que te prepara a distancia, al ritmo que tú te marques.

Además, te facilitamos amplios recursos educativos como masterclasses, app de anatomía con realidad virtual, videotutoriales y un servicio de prácticas para poner en marcha lo aprendido. ¡Rellena el formulario de contacto y contribuye a mejorar la vida de las personas!